La Federación Nacional de Comunidades de Regantes (FENACORE) ha estimado en unos 100 millones de euros anuales el sobrecoste que tendrá que asumir el sector agrario tras la reforma energética puesta en marcha recientemente por el Ministerio de Industria para compensar el elevado déficit de tarifa.

En un análisis más detallado, la reforma energética provocará que las tarifas de alta tensión por las que se rige el regadío registren un incremento del término de potencia del 115%, que se añadirá a las subidas de más del 450% que ha experimentado ya en los últimos cuatro años, desde la supresión de los tarifas especiales para el riego.

Por otro lado, aunque la tarifa que grava el consumo (término fijo de la energía) se reducirá en un 65%, apenas beneficiará a los regantes, ya que su impacto real en factura sólo se apreciará sensiblemente durante los meses más intensivos en riego (julio y agosto) y, por tanto, de mayor consumo energético.

También la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha cifrado el aumento de la factura eléctrica en hasta cuatro veces el precio actual, tanto si los contratos son “en baja tensión, como en media o alta tensión”. Según sus cálculos, la nueva estructura de la factura “dispara” el coste del denominado “término fijo”, a costa de “disminuir mínimamente” el “coste variable”, considerando que de esta manera “no se resuelven los problemas que caracterizan a los agricultores regantes”, que se ven “obligados” a pagar términos de potencia fijos todo el año, a pesar de tener un consumo “reducido” en el tiempo (estacional).

Teniendo en cuenta estos datos, de igual forma se verán afectados otros sectores como es el de los campos de golf, donde existen contratos tanto en baja como en alta tensión.

Para combatir esta nueva subida aplicada a partir del 1 de agosto de 2013, Audit Irrigation recomienda la realización de un estudio de ahorro y eficiencia energética de las instalaciones de riego, con el fin de optimizar tanto la facturación eléctrica como el funcionamiento de la instalación (rendimiento bombeos, diseño hidráulico, programación y gestión del riego, etc.), de cara a conseguir ahorros económicos importantes y, teniendo en cuenta la reforma energética, subidas de la factura eléctrica menos significativas.

Si desea realizar un estudio de ahorro y eficiencia energética de su instalación de riego, puede contactar con nosotros a través de nuestra web, o directamente llamando a (+34 ) 648 163 781 – 649 987 008.

El artículo completo publicado por FENACORE puede leerse aquí. El artículo completo publicado por UPA,  aquí.

Fuente: Audit Irrigation